Exponent-e: La prima, ¡Ay la prima!