Exponent-e: BlackBerry vuelve a sus usuarios a la edad de piedra de la telefonía móvil