Exponent-e: Muchas redes pero poca pasta?