Exponent-e: ¿Ha llegado el momento de nacionalizar bancos en dificultades?