Exponent-e: Es un buen momento para un nuevo banco?