Exponent-e: Crisis económica, una oportunidad de innovación ‘disruptiva’